El motor era de cuatro cilindros en línea turbo de 1,750 cc que desarrollaba 240 caballos, para mantener el equilibrio de su hermano mayor, la transmisión
Uno de sus elementos más destacados sin duda, era el monocasco tipo “cuna” completamente de fibra de carbono, fabricado con tecnología derivada de la F1.