En 1991 hubo otro hito con la llegada de la uva Shiraz, que con el tiempo se convirtió en la más emblemática de Casa Madero y cuyos vinos han sido también premiados
En años posteriores se recibieron más reconocimientos, el más destacado fue la Medalla Gran Oro en 2006 para el Gran Reserva Chardonnay