El avión Boeing 727-223Adv fue entregado nuevo a American Airlines en 1975, con matrícula N844AA, voló por 25 años con la empresa y fue vendido a Aerospace Sales and Leasing Co. de Florida.
La empresa de Angola que supuestamente los contrataba para los servicios no cumplió con los pagos y a Irwin se le acabó lo que tenía para el negocio sin poder pagar el avión.