El interior de EQC refleja de forma fascinante la orientación al futuro que tiene Mercedes-Benz en cuanto a tecnología.
EQC se distingue por su elevada compatibilidad medioambiental, desde el desarrollo y la producción, pasando por el uso del vehículo, hasta el reciclaje al final de una larga vida útil.