Como parte de la reorganización del Grupo LATAM para enfrentar la crisis derivada de la pandemia del Covid-19, la filial de Argentina cesa sus operaciones a partir del 16 de junio y de manera indefinida.
Las otras filiales del grupo se encargarán de ofrecer los vuelos internacionales hacia los destinos que se operaban en Chile, Brasil, Perú y Estados Unidos, más las conexiones a otros continentes vía Sao Paulo o Santiago, una vez que se levanten las restricciones de vuelos en la región.