La buena noticia es que ya se reactivó la producción en casi todas las plantas, cada una estará ajustando de acuerdo a sus necesidades y demanda, por lo que tanto la producción como las exportaciones comenzarán a regularizarse durante junio, si bien no se alcanzará lo que hubo en 2019 sí se espera una recuperación que ayude a la economía nacional.
Durante mayo se vendieron 42,028 vehículos en el país que, comparados con los 102,402 de mayo del año pasado, son una caída del 59%. Si tomamos las ventas del periodo enero-mayo que son de 373,608, son una caída del 30% contra las 533,748 del mismo periodo en 2019.