Qantas Airways, de Australia, tiene en desarrollo el “Proyecto Sunrise” que requiere de aviones con suficiente alcance para volar todo el año sin escalas de Sídney a Londres y Nueva York
De Singapur a Nueva York es volando hacia Tokio y de ahí sobre la península de Kamchatka, el norte de Alaska y atravesando Canadá para llegar a NY, en total son 16,464 km.