La renovada y extrovertida personalidad del Kía Rio HB Spack  bien merece mayor diferenciación en cuanto a su tren motriz, sin embargo, el ya conocido motor de 4 cilindros y 1.6 litros de desplazamiento resulta ágil y divertido acoplado a la transmisión manual de seis velocidades.
Justo ésta versión  en su faceta Hatchback fue la que tuvimos la oportunidad de probar, constatando además peculiaridades interesantes del modelo, que muestran la faceta más entusiasta y de aspecto más agresivo del Kía Río.